El sol iluminó la novena edición de Expo Auto Argentino

¿Se hace la exposición?

Fue la pregunta que más retumbó en los oídos de los organizadores de Expo Auto Argentino y la más repetida en las casillas de correo y mensajes de whatsapp de los dispositivos móviles de cada integrante de la comisión organizadora de la novena edición. Es que una vez más la amenaza de lluvia puso en peligro la normal realización del evento que todos los años, desde 2010, rinde homenaje a los autos históricos de producción nacional. Sin posibilidad de marcha atrás, la organización ratificó la muestra que realizan el Rotary Club de Francisco Álvarez, Autohistoria y Coche Argentino.

El agua caída durante la madrugada reavivó los fantasmas de la lluviosa jornada de dos ediciones atrás, pero el soleado amanecer despejó todas las dudas. La tranquera del Club de Campo La Tradición se abrió y las blancas burbujas del Ford Sierra Fans Club, capitaneado por “Ova”, ingresaron en prolija procesión para ocupar uno de los 25 espacios reservados a los clubes.

Expo Auto Argentino estaba en marcha. En poco más de dos horas, una avalancha de autos nacionales de las más variadas épocas y marcas cubrió el césped del extenso predio de Francisco Álvarez. Y si bien la lluvia de la madrugada no impidió la realización de la exposición, sí condicionó, en cambio, la distribución de los espacios de algunos expositores afectados por la acumulación de agua.

La novena edición giró en torno a tres ejes temáticos que conmemoraban los lanzamientos de recordados modelos de la industria nacional: 60 años del Kaiser Carabela, 50 años del Dodge y 40 años del Renault 12 Alpine. Para homenajear al majestuoso auto de Industrias Kaiser Argentina, se exhibió una imponente versión limusina, especialmente construida por la fábrica de carrocerías Gnecco. El “auto insignia” (foto) estuvo bien acompañado por dos ejemplares de serie fabricados por IKA.
A 50 años del comienzo de la “Era Dodge”, el Club Dodge de Argentina reunió una selecta colección de Coupes RT y GTX y sedanes Polaras y Coronados que integraron la gama alta que Chrysler Fevre produjo en el país entre 1968 y 1980.
Por su parte, el Club del Renault 12 agrupó tres unidades de la versión más picante del modelo popular que la marca del rombo fabricó en Santa Isabel. Engamados en sus tres combinaciones de colores, los Alpine capturaron miradas.
A su vez, el Citroën Club de Buenos Aires homenajeó al 2CV al cumplirse 70 años de su presentación internacional.

Expo Auto Argentino se renueva y este año sumó nuevos clubes y expositores particulares. Al mismo tiempo, se notó el gran esfuerzo de las asociaciones que no solo rotaron los autos exhibidos en relación a ediciones previas, sino que también alteraron creativamente la distribución y equipamiento de los stands para hacerlos más atractivos.

Aunque el foco está puesto en los autos de producción seriada y en algunas series semi-industriales, se destacó la presencia de un Falcon angostado de Turismo Carretera que Baufer construyera en 1967 para el recordado “Charlie” Menditeguy.

Como parte de su compromiso con la cultura automotriz, se organizaron actividades donde el público pudo participar. En la carpa de conferencias de la empresa Glasurit, Roberto Aubert, presidente de la Federación Argentina de Clubes de Automotores Históricos (FACAH), disertó sobre las actividades que realiza la entidad. Por su parte, Alejandro Farinato, de la empresa Glasurit, brindó detalles de cómo pintar un auto histórico argentino. Por último, Gustavo Feder y la editorial Lenguaje claro presentaron el libro “Un siglo de autos argentinos. De los pioneros a la producción seriada”.

Como en otras ediciones, la exposición dispuso de un extenso y variado sector autojumble y estuvo acompañada por las empresas Glasurit, Covermatic y Ternnova y las revistas Ruedas Clásicas y El Toque de Warnes. Por su parte, los artistas plásticos Ángel y Rafael Varela y Mario Tagliavini aportaron su talento y creatividad para prestigiar la muestra y distinguir a los ganadores de los diversos concursos.

Sobre el final de la jornada, se conocieron los ganadores del Concurso de Estado organizado por FACAH. La paridad y el excelente nivel de los autos presentados hicieron ardua la tarea de los jueces quienes debieron repasar minuciosamente cada ítem evaluado a fin de determinar las mínimas diferencias que posicionaban a un auto por sobre el otro. Tras una rigurosa evaluación, estos fueron los ganadores:

Categoría F: Autoar NSU Prinz 1960
Categoría G: Fiat 125 Sport 1972
Categoría Interés Especial: Renault 12 TL 1993

Finalizado el trabajo de los jueces, llegó el turno de conocer al ganador del premio Federico Kirbus al mejor auto de Expo Auto Argentino, elegido por el público. El preferido de los asistentes fue una Volkswagen Kombi de 1982. El popular utilitario se impuso por escaso margen sobre una Dodge RT de 1974.

Una vez entregados los premios, cayó el telón de la novena muestra. Alrededor de 5.000 personas disfrutaron de una soleada jornada con la mejor reseña histórica de la producción automotriz nacional.

En 2019, Expo Auto Argentino celebrará su décima edición, será una ocasión muy especial para festejarlo a lo grande. A reservar sus lugares.
Con lo recaudado en Expo Auto Argentino, el Rotary Club de Francisco Álvarez realiza las siguientes contribuciones a la comunidad:
Financia la beca de estudios secundarios Víctor Orellana para aspirante a bombero voluntario de Francisco Álvarez.
Donación de elementos deportivos a la obra del barrio Lomas de Mariló, en Moreno.
Compra de instrumental médico y reparación de infraestructura para la Unidad Sanitaria Nº1, ubicada en Moctezuma y los Tulipaneros, Francisco Álvarez.
Con la recaudación del buffet se colabora con la Fundación del Padre Pablo.

Por Gustavo Feder