50 años del Mehari

El Club Mehari Argentina y Pueblos Mehari Uruguay organizaron un encuentro internacional para celebrar medio siglo del lanzamiento del Citroën Mehari.
Mayo de 1968 fue un mes agitado en Francia. Soplaba un vendaval de reclamos que sacudía la primavera parisina. Los estudiantes en las calles exigían la “La imaginación al poder” y otras reivindicaciones que desafiaban el statu quo de una sociedad conservadora. En plena ebullición juvenil, Citroën pateaba el tablero con la presentación de un auto tan innovador como provocativo: el Mehari. Basado en la noble y probada mecánica del 2CV, la marca del doble chevrón proponía una nueva alternativa para disfrutar del tiempo libre.
A comienzos de la década de 1970, el Mehari llegaba a la Argentina en medio de grandes trasformaciones políticas, culturales y sociales. Lo hacía oportunamente, cuando la moda de los buggies había seducido a gran parte de una juventud que pedía a gritos una variante para gozar de la playa, el barro, la arena, el ripio y la montaña con una propuesta despojada y minimalista.
En mayo de 2018, lejos de París y de los convulsionados 60, el Club Mehari Argentina y Pueblos Mehari Uruguay organizaron un encuentro internacional para celebrar medio siglo del lanzamiento del recordado modelo de Citroën.

Con el auspicio del Municipio de Exaltación de la Cruz y el apoyo de Citroën Argentina, los organizadores convocaron a una exposición estática en la Plaza Mitre de la localidad bonaerense de Los Cardales. Esta muestra formaba parte de un programa de actividades que comenzó el 25 de mayo con una caravana por caminos del municipio y que concluye el domingo 27 con otra recorrida por rutas de la zona.
Desde la mañana del sábado 26, el predio se pobló de un centenar de coloridos Mehari que llegaron desde diferentes puntos del país y Uruguay. Desde Francia, el Mehari – 2CV Club Cassis adhirió al encuentro. Los Mehari no estuvieron solos. Alineados en diversas filas dispuestas a lo largo del predio fueron acompañados por sus históricos hermanos 2CV y 3CV y Ami 8, de producción nacional, y algunos importados como Dyane 6, CX y un exquisito Traction Avant. Estos ejemplares fueron aportados por el Citroën Club Buenos Aires y algunos expositores particulares.
Por su parte, Citroën Argentina expuso algunos modelos de su oferta contemporánea como el Cactus, el C-Elysée y el nuevo C4 Lounge, además del C4 del Súper TC2000 de Manuel Urcera y Facundo Chapur que pertenece al equipo oficial Citroën Total.
El estado de los policromáticos Mehari fue de lo más variado. Desde ejemplares celosamente originales hasta exóticas intervenciones personales. Aunque poco puede importarnos la originalidad cuando la libertad que propone el auto nos invita a personalizarlo, a romper con los moldes. Y todo eso es válido para festejar.
¡Felices 50 Mehari!

Por Gustavo Feder