La Kombi argentina

La sanción de la Ley de Reconversión Automotriz, en enero de 1979, implicó cambios importantes en la industria local. Las nuevas reglas de juego implicaban un gran esfuerzo para las fábricas instaladas en el país que debían actualizar su línea de productos para enfrentar el desafío de los importados. Frente al nuevo escenario, algunas compañías optaron por retirarse, otras se fusionaron y solo una se sumó a las que se quedaron: Volkswagen.
La empresa germana, que durante años estuvo pujando por encontrar un lugar en el excluyente grupo de fabricantes locales de automóviles, encontró su oportunidad cuando en 1980 Chrysler Fevre Argentina le vendió sus instalaciones como parte de una operación de salvataje que implicó el cierre o venta de muchas de sus filiales fuera de Estados Unidos. De esta forma, el 5 de mayo de 1980 fue creada Volkswagen Argentina S.A.
De inmediato, los ejecutivos alemanes modificaron los planes de producción y comercialización con la eliminación de la línea de productos Dodge con la única excepción del exitoso 1500 que pronto cambiaría su denominación por VW 1500. La oferta fue completada con modelos importados: desde Alemania,los sofisticados Audi y de Brasil, el Passat, el popular Escarabajo y la gama de utilitarios frontales. Estos últimos fueron los elegidos para comenzar la producción nacional.
La línea de utilitarios Volkswagen no era desconocida en Argentina, pero las restricciones a las importaciones había limitado su presencia a unas contadas unidades ingresadas al país mediante regímenes especiales. Con la llegada de estos modelos, se ofrecía nuevamente opciones con carrocerías de diseño frontal, una modalidad que durante años estuvo ausente en el mercado local.
Popularmente conocidos como Kombi o Combi (según el país), el nombre original y genérico de los utilitarios VW es Transporter y la primera generación, denominada T1, comenzó a fabricarse en Alemania en 1950. Los modelos producidos en nuestro país corresponden a la generación T2 y derivaban de los producidos en Brasil. La línea estaba integrada por las versiones Pick Up, Furgón y Kombi o Minibús con capacidad para nueve pasajeros.
El primer utilitario Volkswagen argentino salió de la línea de montaje de la vieja planta de Monte Chingolo (donde se fabricaron los legendarios SIAM Di Tella), el 14 de diciembre de 1981. La producción de ese año fue muy limitada y solo se fabricaron un total de 43 unidades, 6 del Microbus, 6 del Pick Up y 31 del Furgón.

Por Gustavo Feder

Continuará…