La Kombi argentina – Parte 2

Las tres versiones estaban equipadas con el conocido propulsor bóxer de 4 cilindros refrigerado por aire y ubicado en la parte posterior. Con una cilindrada de 1584 cc y una relación de compresión de 7,2:1 erogaba 48 cv (DIN) a 4.000 rpm. La baja compresión le permitía funcionar con nafta común, dato importante en los costos de los transportistas.

La transmisión se realizaba a través de una caja manual de cuatro marchas, todas sincronizadas, hacia adelante y retroceso. La tracción era sobre el eje trasero.

El sistema de suspensión era independiente en las cuatro ruedas. La delantera disponía de dos barras de torsión de diseño laminar combinadas con amortiguadores hidráulicos de doble efecto. La trasera presentaba un esquema similar, pero con barras cilíndricas que vinculaban las ruedas con el diferencial.

Los tres modelos compartían el largo (4380 mm), ancho (1682 mm) y distancia entre ejes (2400 mm), pero diferían en el alto: 1.893 mm (Pick-up); 1.899 mm (Kombi) y 1.912 milímetros (Furgón) y en el despeje: 192 mm (Kombi), 200 mm (Furgón y Pick-up).

Las capacidades de carga también diferían según el modelo. La Kombi disponía de una carga útil de 725 kg, mientras que para el Furgón era de 1035 kg y de 1235 kilogramos para la Pick-up.

Los modelos argentinos presentaban algunas diferencias estilísticas menores en relación a los brasileños, entre ellas los paragolpes con punteras plásticas y el diseño de las llantas y tazas decorativas.

La producción de los utilitarios Volkswagen en Argentina fue breve. La versión Pick up fue discontinuada en 1986, luego de fabricarse 1389 vehículos. Tanto el Furgón como el Kombi continuaron hasta 1990 completándose 1887 y 11.331 unidades de cada uno respectivamente.

Por entonces, habían sido prácticamente desplazados por el Renault Trafic, un modelo de concepción similar pero con diseño y tecnología contemporáneos que la marca del rombo había presentado cuatro años antes. (acá podés poner ver nota  de la Trafic).

Ver Primera Parte

Por Gustavo Feder