Automovilismo Sub 20

Nuestra querida actividad autóctona no está para nada ajena al contexto socioecómico que lo atraviesa, pero también presenta falencias, errores y mezquindades propias.
El Turismo Carretera, la categoría insignia en la Argentina cruzó el meridiano de su 2019 manteniendo un mas que aceptable parque automotor promedio de 43 unidades (empezó con 39, la mas baja desde 2002) y cerca de 30 en el TC Pista a pesar que fluctúan en demasía apellidos entrantes y salientes fecha tras fecha.
En contrapartida suspendió los 1000 Km. de Buenos Aires, tampoco visitará Buenos Aires y se cayó la fecha en el Hermanos Emiliozzi de Olavarria bajo el mismo denominador común: el factor económico.
Y a pesar de que sus carreras fueron lineales para algunos que no se atreven a decir aburridas mantiene un buen caudal de publico asistente.
A las que no les va tan bien, o bastante mal es al Super TC2000 y al Top Race V6.
A la primera, que apostó a un cambio integral de motorización y reglamento técnico aun le cuesta acoplarse a tremendo simbronazo. Un cambio tan reclamado como necesario a sabiendas de que lo mencionado podía ocurrir: una marca como Renault que venía dominando sacó una luz en el primer tercio del torneo y ahora lo equiparó Toyota a base de las victorias de Matías Rossi; pero nunca imaginamos que a lo largo de 6 presentaciones no haya podido presentar ni superar los 20 autos.Muy poco teniendo en cuenta la presencia y/o apoyo de terminales automotrices sumado a que apellidos de porte y campeones tales como Nestor Girolami, Norberto Fontana y Gabriel Ponce de Leon hace rato que no están ni tienen lugar.
El Super compite televisivamente varios de sus fin de semana con la oferta del TC Mouras y la flamante TC Pick Up bajo la órbita de la ACTC bajo un mix de experimentados con jóvenes emergentes y que tras un 2018 de presentación tampoco supera la docena y media de chatas.Sus espectáculos distan de aquellos iniciales exhibitorios (tampoco el Autodromo platense y sus características lo favorecen) y no logra despegar aun en cuanto a difusión mediática dentro y fuera del circulo fierrero dándole que hablar a aquellos que sostiene que se sumó una categoría (una mas y van…) para atentar directa o indirectamente contra el STC2000.
En cuanto a la V6 también padece la falta de autos que a su vez están desnudos o semi desnudos de publicidades a pesar de que varios modelos están bien presentados en cuanto a la estética.
Es feo ver pocos autos, parece un Sprint o una serie de larga duración mas que una carrera en Autodromo semi vacíos. En contrapartida, cabe señalar que el Top Race tomó al menos 2 medidas que la revitalizaron: por un lado cambió el fomato de carreras con inversión de grilla para la segunda respetando al Poleman en la primera y por otro lo hace girar junto al TR Series y pese a la diferencia de potencial entre divisionales no hubo incidentes ni problemas entre los autos y pilotos.
Por ultimo que decir del Turismo Nacional. Podríamos afirmar que se mantiene estable.Mantiene su oferta de autos en pista entre 60 y 65 entre la Clase 2 y la Clase 3, interesante pero muy lejana a la casi centenaria que rozó hace algunos años.
Vehículos aerodinamicamente sencillos, motorización propia, volantes de nombre, carreras entretenidas pero deberá repensar la “Cuestión del chapa/chapa” que algún día puede no terminar bien.Hay que bajarse del paravalancha de la popular que afirma ” Es lo que le gusta a la gente” porque en nombre de la misma se han cometido bastante burradas.

No hay nada mas frío que los números estadísticos y aquí van algunos que complementan lo que venimos argumentados, y este ultimo párrafo no abarca una opinión es meramente descriptivo.

STC2000: 16 autos

Top Race V6: 15

TC PickUp: 14

TC2000: 16

Fórmula 2.0: 14

 

Por Fernando Grieco